Visión Infantil

Problemas de Visión en Niños.

Los problemas visuales son difíciles de detectar en los niños pequeños, a no ser que sean demasiado evidentes, porque el niño no es consciente de que ve mal, cree que los demás ven como él y además no ha tenido referencia anterior de una visión correcta. Por tanto es muy importante el papel de los padres para encontrarlos a tiempo.

Es importante observar sus ojos desde el nacimiento, también durante los primeros meses y muy especialmente cuando el niño ve la tele o se sienta a hacer juegos o trabajos a corta distancia.

Nosotros aconsejamos hacer las revisiones oculares desde los primeros meses de vida o por lo menos la primera antes de los dos años y de manera periódica anual después ya que la detección precoz de cualquier problema hace más sencilla y eficaz su solución.

Algunos de los síntomas, dependiendo de la edad, que podrían indicarnos que el niño tiene algún problema visual son los siguientes:

Texto: Ana Martínez Calvo

CUANDO ES UN BEBÉ

  • Notas que el bebé no enfoca la mirada
  • No sigue una cara con los ojos
  • Hace extraños movimientos de ojos
  • Sus ojos no están alineados
  • Tiene sensibilidad extrema a la luz
  • Tiene un párpado caído
  • Se frota los ojos frecuentemente
  • Le tiemblan los ojos
  • Las pupilas se ven nubladas, opacas o una es más grande que la otra

CUANDO ES UN NIÑO

  • Se tropieza con frecuencia
  • Tuerce o desvía un ojo o ambos
  • Se queja de visión borrosa
  • Se frota los ojos frecuentemente
  • Se acerca demasiado al televisor
  • Guiña un ojo
  • Entrecierra los párpados
  • Se queja de dolor de cabeza

CUANDO EMPIEZA A LEER Y ESCRIBIR

  • Se acerca mucho al papel
  • Le cuesta comprender lo que lee
  • Tuerce la cabeza cuando lee o escribe
  • Se tumba sobre un brazo al leer o escribir
  • Se le cansan los ojos cuando lee o escribe
  • Tiene problemas para visualizar y memorizar lo que lee
  • Confunde letras y palabras con frecuencia