La primavera y los ojos: 5 consejos para sobrellevar la alergia estacional

La primavera y los ojos: 5 consejos para sobrellevar la alergia estacional

Share this post

La primavera y los ojos: 5 consejos para sobrellevar la alergia estacional

La primavera y los ojos: 5 consejos para sobrellevar la alergia estacional

Este año parece que el invierno se ha alargado demasiado y la primavera ha tardado en llegar. Pero al final, ya está aquí. Y con ella llegó también el sufrimiento para casi 8 millones de españoles, que, se calcula, tienen alergia a la primavera. Unas de las partes del cuerpo más afectadas son, sin duda, los ojos.

Picores, rojeces, hinchazón…no hay más que fijarse un poco en los ojos de los demás para ver quién sufre y quién no, de este mal.

Aquí os presentamos cinco consejos para minimizar al máximo esos engorrosos meses del año.

1.- La primera, como no podía ser de otra forma, es evitar el contacto de los ojos con aquello que nos da alergia. Así que tendremos que saber específicamente todo aquello a lo que somos alérgicos. Si es el polen, o los animales, o el polvo…saber que nuestra alergia es exclusivamente primaveral es un paso definitivo. A partir de aquí, como decíamos, evitar lo máximo la causa de nuestros picores.

Hay que evitar salir de casa cuando no sea necesario, o al menos cuando los índices de polen sean más altos, en general a media mañana y a primera hora de la tarde. También los días en los que sople mucho el viento, porque éste atraerá y transportará más que nunca todos los elementos que queremos evitar.

Como es muy difícil no salir de casa durante esta estación, debemos utilizar gafas de sol, cuanto más grandes, mejor, porque así evitarán que el sol y el polen se acerquen a tus ojos, provocándoles alergia o conjuntivitis. La verdad es que esta pauta es muy fácil. ¿Has visto nuestra nueva colección de gafas de sol? ¡Hay muchas donde elegir!

2.- Para evitar la alergia en interiores, cierre todas las ventanas y use el aire acondicionado si es necesario, antes que un ventilador, que provocará el efecto anteriormente descrito con el viento.

3.- Dúchese al final del día, cuando ya no tenga pensado salir de casa. Así se asegura de que se eliminan de su cuerpo los restos de polen, su piel quedará totalmente limpia y su descanso nocturno no se verá interferido por la alergia.

4.- Lavarse las manos: siempre que se pueda. Porque así eliminamos de ellas toda la suciedad o el polen que se hayan podido quedar en ellas. Además, las manos son la parte de nuestros cuerpo que más va a los ojos, por lo que tener una buena higiene en ellas es fundamental.

5.- Consulte a su médico y tome sus medicinas. Entre ellas, destacamos:

– Lágrimas artificiales: que ayudan a limpiar los alérgenos del ojo. Alivian la sequedad e irritación en los ojos. No es necesaria prescripción médica para comprarlas. En Gelovisión disponemos de una gran variedad de este producto, y nuestros profesionales estarán encantados de aconsejarle el que más se adapte a sus circunstancias.

– Antihistamínicos / Estabilizadores de mastocitos

Mejor que los orales, ya que éstos pueden traernos efectos negativos a los ojos, como un redoble de la sequedad ocular. Las gotas estabilizadoras alivian el picor y previenen las alergias. Se utilizan dos veces al día para aliviar comezón, enrojecimiento, lagrimeo y ardor.

– Corticosteroides

Son gotas de esteroides que ayudan a tratar los síntomas, especialmente si ya son muy severos.

Siguiendo estas pautas conseguirás minimizar los efectos de la temida alergia primaveral. Y en cualquier caso, ¡ya queda menos para que llegue el verano!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *