Síntomas de pérdida de audición

problemas de audicion

Share this post

Síntomas de pérdida de audición

Con los años nuestro cuerpo va cambiando, uno de esos cambios o alteraciones es la pérdida de audición.  Aunque pensemos que solo se limita a personas de avanzada edad, la pérdida de audición puede comenzar a los 30 o 40 años.

Es importante reconocer los síntomas

Por eso mismo mediante este post queremos recopilar algunos de los síntomas que pueden indicar una pérdida de audición:

 

  1. Amortiguación del habla u otros sonidos externos.
  2. Dificultad para distinguir o entender palabras, más notablemente al encontrarnos en un ambiente ruidoso.
  3. Dificultad para distinguir ciertas letras en concreto.
  4. Necesidad de pedir constantemente a las demás personas que hablen de forma más pausada o clara.
  5. Necesidad de subir el volumen de la televisión o radio.
  6. Dificultad en seguir una conversación y por lo tanto, abstenerse a ello.
  7. No poder distinguir bien lo que nos dice otra persona ubicada detrás de nosotros.
  8. Evitar sitios ruidosos como fiestas o restaurante.

Estos son algunos síntomas e indicativos que pueden ayudar a detectar una pérdida de audición. 

Consulta con profesionales

En ningún momento estos síntomas se pueden considerarse como un diagnóstico, por lo que recomendamos encarecidamente consultarlo con un profesional. Por eso mismo, te invitamos a pasar por alguna de nuestras sedes.

Si te has sentido identificado o identificada con alguno de estos síntomas nuestros compañeros podrán ayudarte, son expertos en audiología y para que te pueda brindar el mejor servicio recientemente hemos procedido a la apertura de un nuevo espacio junto al  que ya conoces en el “Parque Comercial Abadía” equipado con las últimas novedades en equipos auditivos para que tu diagnostico sea impecable.

La pérdida de audición es algo normal y tiene solución, por eso elige un profesional ya sea de gelovision o de otras enpresas para que te ayude con tu problema. No dejes pasar el tiempo y que empeore, ponle remedio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *